Ellos ocupan los medios de “comunicación”… Nosotras y nosotros ocupemos las calles y las comunidades

concentracion-2CONTRAOFENSIVA IMPERIALISTA

Estamos enmarcados en un momento de intensa batalla político-ideológico, donde la derecha nacional ha enfilado una agresiva ofensiva a nuestro gobierno y se ha puesto en sintonía con la contraofensiva imperial que se desata contra los gobiernos o fuerzas progresistas y de izquierda en América Latina, para ello ha hecho uso de sus herramientas tradicionales con el fin de socavar las ideas y luchas emancipatorias de los pueblos, uno de eso pilares ha sido la batalla en sus medios masivos de “comunicación” que contribuyen a desvirtuar la comprensión de la realidad y han logrado imponer sus agendas y opiniones en el imaginario del pueblo, todo esto enmarcado en la estrategia del llamado “golpe suave[1]” o “doctrina de dominación del espectro completo[2]” que se implementa con diferentes matices en cada país de la región.

La burguesía y principalmente, su sector oligárquico a la cabeza, están dando esta batalla campal sin tregua alguna, desde siglos atrás, por minar las ideas revolucionarias y socavar, neutralizar y hasta eliminar todo intento de proyecto revolucionario.

Ante este escenario actual, la organización y el trabajo de base, la formación política ideológica, la movilización y principalmente la unidad de las fuerzas progresistas y de izquierda en la región y nuestro país, debe ser el pilar que conduzca a enfrentar las fuerzas reaccionarias de la derecha y del imperialismo, para poder avanzar en solidificar la patria grande y el histórico proyecto de construir nuestro propio socialismo salvadoreño.

Al respecto João Pedro Stedile, uno de los principales dirigentes del Movimiento de Trabajadores rurales Sin Tierra (MST) de Brasil dice que “La población todavía está en el sofá”  “La población, nuestra base social, está asistiendo desde el sofá y esto es muy malo”.[3]

Que quiere decir esta realidad que nos muestra Stedile. A mi juicio es que la campaña mediática esta perneando grandemente en el imaginario de la población y peor aún, lacera la capacidad crítica y de perspectiva de la militancia de izquierda, que la ha dejado aturdida y confundida de cuál es el enemigo a combatir, y lo más grave es que ha puesto a la población y a la militancia a ser espectadoras y no protagonistas de esta lucha de clases, se acomodaron en el sofá a expectar lo que en el mundo pasa.

Hay que tener presente ante esto, que las oligarquías y el imperialismo ha basado su plan contrarrevolucionario en dos aspectos principalmente: ahogamiento económico de los gobiernos de izquierda y “enjambre de avispas” en el aspecto mediático. Estos dos con el propósito de justificar las movilizaciones en las calles para pedir a ciencia cierta, la renuncia de los jefes de Estado que no cumplen las orientaciones desde Washington.

Esto lo podemos evidenciar en Venezuela, Brasil, Bolivia, antes en Argentina, Ecuador, pero hoy partiendo de nuestro caso salvadoreño el primer aspecto se ha enfilado en la cerrazón sin criterio de la oposición Arenera (el instrumento de la oligarquía) representada en la Asamblea Legislativa, de obstaculizan cualquier iniciativa que este en función de robustecer las finanzas del Estado y poder así desarrollar los programas sociales. Esta fracción no acompaña una reforma tributaria progresiva, no ha acompañado los presupuestos de la nación de cada fin de año desde el 2009, ni proyectos en beneficios social, mucho menos para solicitar préstamos de inversión y desarrollo en el país.

El segundo lugar se ha enmarcado en el Órgano Judicial y con mayor fuerza en la Sala de lo Constitucional, de dicho órgano. Estos frenan iniciativas que están en función de recaudar fondos para el Estado, tal es el caso de congelar 900 millones de dólares provenientes de préstamos destinados en parte para la seguridad, vetar el Fondo de Atención a las Víctimas de Accidentes de Tránsito FONAT, limitar la reforma tributaria (en los casos de los activos de las empresas que se declaran en pérdidas anualmente, pero que siguen percibiendo grandes cantidades de ganancia, además de esto, obstaculizaron establecer tributo a la empresa de periódicos salvadoreños, entre otros), y en censurar la posibilidad de revelar los nombres de los evasores del fisco.  Sin duda este es la nueva trinchera institucional del Estado de la oligarquía y el imperio en nuestro país.

Estos dos elementos les permite generar las condiciones para cumplir su estrategia mediática y de desgaste, para acusar a los gobiernos de izquierda y progresistas de incapacidad para gobernar y avanzar económicamente.

En el caso salvadoreño se combina un aspecto más, el financiamiento y promoción del crimen organizado, que genera <de acuerdo a las agendas del día> un índice de homicidio cada vez mayor y en variados eventos violentos y dramáticos, para producir en la población un estado psicológico de  psicosis e histeria colectiva.

Pero nada de este elemento se pudiera dar con efectividad si no tienen el control del segundo aspecto: Los medios de “comunicación” masiva: Los cuales se convierten en el “enjambre de abejas” que atacan sin tregua alguna los procesos emancipatorios. Fidel dijo con certeza que “una mentira repetida cien veces se termina convirtiendo en una verdad”. Ante este enjambre mediático vale citar a Ana Estrher Ceceña en uno de los tres elementos de la dominación del espectro completo que lleva al enemigo a “no dejar ningún espacio de resguardo, ni un momento para tomar aliento” al respecto nos señala:

Simultaneidad. El mejor medio para desgastar al enemigo es atacarlo sin tregua por todos lados al mismo tiempo; como un ataque de un enjambre de avispas. Con esta idea, se aplican simultáneamente mecanismos desestabilizadores o directamente de ataque en todos los ámbitos de la vida social… Se manejan los imaginarios y sentidos de realidad, se genera violencia y confusión, se introducen operativos de descomposición social, corrupción y soborno…”

En nuestro país los medios han censurado y ocultado los avances sociales, los grandes proyectos nunca antes visto en nuestros país, como Ciudad Mujer, la reforma del sistema integral de salud, la inversión en una empresa ensambladora de computadoras, la inversión en energía renovable, la Ley de Acceso a la Información Pública y la Ley del Sistema de Protección Social Universal. Los medios han tapado las nuevas formas de vida que los procesos de democratización social han producido en la región para la gente. Por otro lado, destacan problemas aislados, dándoles proyecciones irreales, difundiendo mentiras, señalando problemas heredados como propios del gobierno actual, todo con el propósito de deslegitimar las conquistas alcanzadas y la degradación de la imagen de los funcionarios y dirigentes.

“Los medios han promovido sistemáticamente campañas de terrorismo y de pesimismo económico, buscando bajar la autoconfianza de las personas en su propio país. Como parte específica de esa operación están las sistemáticas denuncias de corrupción, sea a partir de casos reales a los que han dado una proporción desmesurada, sea inventando denuncias por las cuales no responden cuando son cuestionados, pero los efectos ya han sido producidos. Las reiteradas sospechas sobre el accionar de los gobiernos producen, especialmente en sectores medios de la población, sentimientos de crítica y de rechazo, a los que pueden sumarse otros sectores afectados por esa fabricación antidemocrática de la opinión pública. Sin ese factor, se puede decir que las dificultades tendrían su dimensión real, no serían transformadas en crisis políticas, movidas por la influencia unilateral que los medios tienen sobre sectores de la opinión pública, incluso de origen popular” nos dice el politólogo y sociólogo brasileño Emir Sader Simon.

Además nos señala que “Se ha subestimado el poder de acción de los medios de información en la conciencia de las personas y los efectos políticos de desgaste de los gobiernos que esa acción promueve” y para ejemplificarlo esta afirmación encontramos el caso de la campaña reciente montada por la gran empresa privada representada en ANEP de nuestro país, sobre el “Robo del Siglo”, refiriéndose a la reforma de las pensiones, que ni siquiera había presentado el gobierno a la Asamblea Legislativa para esa fecha (inicios de febrero 2016) la cual fue por primera vez sincronizada en títulos, entre todos los medios de derecha. Generando la  idea en la población de que en verdad le robarían los fondos de las pensiones, incluso en la gente que ni siquiera tiene un trabajo formal o mucho menos está cotizando para pensionarse. Pero fue tanto el impacto que generó, que ya vamos a cumplir más de un mes y la gente sigue creyendo como verdad esa mentira. Porque eso es lo que es, una gran mentira.[4]

La reflexión suscitada es que en la campaña mediática no es relevante si la noticia es verídica, profesional, objetiva o lógica, sino que el factor principal es la repetición constante, que genera en el imaginario de la población una verdad absoluta. Impacto que incluso a las izquierdas nos llevan semanas revertir o desvanecer las falsedades, pero que aun así, el germen del engaño sigue afectando en la psiquis de la población por mucho tiempo. Tal es el caso de la Contribución Especial a las telefonías que impulso el gobierno y que la gente lo ha traducido esto al mensaje plural de “los impuestos que ha puesto el gobierno”, como si el actual gobierno ha establecido 5 o 10 impuestos al pueblo, como sí lo hicieron los gobiernos de ARENA. En resumen: a los medios no les interesa el desenlace de la noticia o el hecho, sino el impacto de lo que genera en la población al publicarla. Y segundo les interesa crear una masa acrítica y repetidora de lo que ellos dicen.  

Acá en El Salvador la principal noticias del día están enmarcadas con el tema de la inseguridad y hoy por hoy, con el tema propio, pero con asidero internacional de la “corrupción”, como si el pueblo no tuviera memoria histórica de quienes han sido los corruptos en los tiempos neoliberales. Aquí decimos en las calles algo que es risible pero real. “Los corruptos pidiendo perseguir la corrupción”. Las fuerzas reaccionarias no tienen escrúpulos para desarrollar sus campañas mediáticas y lo grave de esta realidad es que la gente, la base y peor aún, la militancia se enreda en sus telas de araña, desenfocándose su trabajo político de quien es en verdad las arañas de nuestro país.

Ante tan preocupante situación quiero externar como un joven militante del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional FMLN algunas ideas que creo debemos tener presente los revolucionarios y revolucionarias; cumplir lo que ya el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz nos dijo “El deber de todo revolucionario es hacer la revolución”

QUE NOS QUEDA POR HACER…

  • Fortalecer la organización partidaria y popular en la base

El principio fundamental de la lucha de los pueblos está en construir su instrumento o la organización para dar la batalla, el organismo que conducirá el proceso hasta el punto en el que el pueblo se convierta en el protagonista de su revolución. En mucho de nuestros países se ha  avanzado mucho al respecto, pero hoy el reto está planteado en fortalecer estos instrumentos, en tener vida orgánica en las comunidades, en los barrios, cantones, lotificaciones, favelas, tugurios, fábricas, ciudades, es decir, tener presencia orgánica y dar la batalla en todos los rincones de nuestros países. El FMLN se ha replanteado reimpulsar los Comités de Base no solo en el ancho del país, sino también en los sectores (empresas, centros de trabajo, entidades del Estado u otro espacio). Es en verdad un reto grande para la militancia, porque hay que desempolvar las prácticas inorgánicas que se tienen aún.

  • Formar para politizar a la militancia y la población

Quiero citar este aspecto con la idea de Frei Betto “Descuidar la educación ideológica, grave error” “¿Cuál es el problema? No se politizó a la nación, no se hizo un trabajo político, ideológico, de educación, sobre todo en los jóvenes, y ahora la gente se queja porque ya no puede comprar carros o pasar vacaciones en el exterior… la falla en (los) gobiernos progresistas, (esta en que) no hicimos un trabajo de base, de formación ideológica de la gente”[5]. Betto nos señala que nuestra tarea de organizarnos en la base tiene que ver con politizar a la población, para que haga suya la edificación de una nueva sociedad. Por ello hay que hacer escuelas de formación política ideológica en todo el territorio y todos los espacios,  para ir a nutrirnos y animarnos en la batalla cotidiana.

  • Fortalecer el trabajo de base

No basta organizarse y formar a la militancia, es fundamental acompañar y promover la organización del pueblo, tributar de lo simple a lo complejo a resolver las necesidades sentidas de la población. Hay que elevar el nivel de participación real de la gente. ¿Cómo hacemos esto? Vinculándonos con la comunidad, construyendo tejido social y creando poder cultural desde abajo. A estas alturas de la historia ya no podemos concebir una militancia en lo abstracto, en el simple apego a los principios convencionales o al “acumulado histórico” y tener la capacidad de concentrarnos en un punto, es necesario dar un salto con el ejemplo, que las y los revolucionarias podemos desde nuestros espacios donde militamos, construirnos y construir la nueva sociedad, para eso hay que hacer trabajo de base, trabajo social y creativo a la par del pueblo. Hay que ocupar nuevamente las comunidades.

Esto implica también acompañar en todo tipo de organización de la población por las causas justas, es decir, participar y estar en todas las expresiones organizativas, aunque en un principio no comulguen con nuestro proyecto, pero esa será nuestra eterna batalla; sumar cada vez más y más a la población al proyecto revolucionario de la nueva sociedad. “ganar el corazón y la mente de la gente”  Y sumado a la batalla del Poder Formal (poder de arriba o parlamentario) podemos crear la contra-hegemonía popular de la que hablo Gramsci.

  • Salir a la calle a defender los cambios

Por último cierro esta nota con la firme convicción que hay que recuperar las calles como espacio privilegiado de nuestras luchas. Porque hay que aceptar que la estrategia de la derecha internacional y nacional hoy está en disputárnosla. Están enfilados en salir a las calles (con grupos de choques, sindicatos y organizaciones reaccionarias o compradas, con grupos de estudiantes y maestros, etc.) para pedir la renuncia de los gobernantes de izquierda y progresistas. Ante esto debemos recordarles y recordarnos que las calles históricamente han sido el escenario de las fuerzas populares, donde se han conquistado grandes victorias y hoy más que nunca deberán nuevamente ser ocupadas por los partidos y movimientos revolucionarios y gritar nuevamente aquella consigna de “Las calles se conquistan, con lucha organizada”. Camaradas les invito entonces a que disputemos también el poder en las calles y las comunidades.

 

Árbol Monge

Militante del Frente Farabundo Martí Para la Liberación Nacional

[1] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=185005

[2] http://www.geopolitica.ws/document/la-dominacion-de-espectro-completo-sobre-america/

[3] http://www.resumenlatinoamericano.org/2016/03/08/brasil-radiografia-de-una-coyuntura-compleja-dilma-lula-y-el-pt-entre-las-cuerdas/

[4] http://diariolaportada.com/la-falaz-campana-mediatica-del-robo-del-siglo-arpas/

http://diariolaportada.com/analisis-la-uca-las-falsas-portadas-robo-del-siglo/

[5] http://ellibertadorenlinea.com.ar/2016/02/06/frei-betto-descuidar-la-educacion-ideologica-grave-error/

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. arbolmonge dice:

    Reblogueó esto en Árbol: otra flecha contra el enemigoy comentado:

    Tratando de poner en letras a nuestra realidad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s